Centro de Estimulación Temprana, Consultorio Psicológico y Jardín

 

JOAQUÍN ALEXANDER

Carmencita es una persona muy cariñosa, además de muy maternal, muy profesional en su trabajo, tiene mucha paciencia con nuestro hijo Joaquín; desde que la conocimos fue un alivio para nosotros, pues el ser padres no es fácil, pero Carmen poco a poco nos ha dado las pautas para ser mejores personas y padres para nuestros hijos. Joaquín empezó en Carpe Diem cuando tenía 2 meses de edad y Carmen nos enseñaba las actividades que debía hacer mes tras mes, desgraciadamente por motivos de viaje suspendimos las sesiones de nuestro hijo buscando en otra ciudad un Centro de Estimulación parecido al de Carpe Diem, no encontrándolo.
Joaquín retomó sus sesiones a los 2 años, 10 meses (cuando regresamos a AQP) por lo que se atrazó mucho en su aprendizaje, pero ahora poco a poco Carmencita lo está poniendo al día, desde coger correctamente el crayón, pintar, saltar y expresarse mejor.
Ha mejorado mucho en su lenguaje, pronuncia mejor algunas palabras que anteriormente no podía decirlas, todo gracias a los ejercicios orofaciales que hace en su Terapia.
Carmen no solo trata al niño en la parte psicológica y motriz sino hace una evaluación familiar , para ver el ambiente en el que vive el niño.
Nos ayuda y enseña a educar a nuestro hijo, por lo tanto a ser mejores personas y padres para Joaquín.
En cuanto a los ambientes y materiales son los adecuados pues cada uno es de acuerdo a la edad del pequeño, la enseñanza brindada es personalizada en un ambiente acogedor y seguro.
La calidad de atención es muy buena, como padres estamos satisfechos de los servicios que se nos brinda, por esta razón confiamos a nuestros 2 pequeños hijos a CARPE DIEM.

Carlos y Anabel padres de Joaquín.